dilluns, 29 d’octubre de 2012

Cupcakes de Halloween

¿Habéis visto nuestro Facebook? Si lo habéis visitado -que esperamos que sí- habréis visto que este fin de semana hemos hecho cupcakes de Halloween... aunque no es una fiesta muy nuestra, cualquier excusa es buena para decorar cupcakes... 


Así que nos pusimos mano a la obra! os vamos a confesar que para inspirarnos estuvimos navegando por internet para buscar ideas para decorar... ¡y nos quedaron geniales!

Otra confesión que os vamos a hacer es que Alma, del blog Objetivo cupcake perfecto es nuestra musa cupcakera, nos encantaaaaaaaaaaaaaaaaa; de su blog sacamos la receta para la base, es la receta de vainilla infalible y es eso, infalible, siempre sale bien y siempre triunfa entre los catadores oficiales.

Para el frosting, optamos por una crema de queso, queríamos que fuera blanquita de color para poder teñir, además está bueníssisisisisisma. 

Una vez tuvimos la base y el frosting nos pusimos al lío, o sea a decorar. Para la decoración usamos por un lado el frosting de queso y por otro fondant, nosotras usamos el de la marca Funcakes (Primicia: fuimos a un curso y tenemos una receta genial para hacer fondant, os la pondremos pronto en el blog).

Con el fondant se puede hacer casi de todo, sólo hace falta un poco de maña, algunas de las figuras que hicimos son más fáciles que otras, pero con paciencia todas salen. Nosotras con fondant hicimos el sombrero de bruja, el gato negro, la tumba con el mensaje RIP y el bocadillo con la palabra BOOO. 


También con fondant hicimos este terrorífico ojo. Para las venas usamos unos lápices pasteleros de Dr. Oetker, que podeis encontrar en Müller.



Con frosting teñido de rosa intentamos hacer cerebros -usamos la boquilla nº2 de Wilton-, digo intentamos porqué creo que sino lo decimos nadie sabe qué son, jejeje. 



También hicimos unas momias -con la boquilla nº101 de Wilton- y el frosting blanco.



Con estos modelos triunfamos como la Coca Cola, tanto niños como mayores estuvieron encantados, buenísimos y chulísimos.

A ver si os animais a probar, ahora que se acercan unos días festivos hay tiempo para meterse en la cocina y encender el horno.

Un abrazo,

Maria Antònia y Carme

dilluns, 22 d’octubre de 2012

Cupcakes mallorquines

No os lo hemos dicho, pero nosotras somos mallorquinas, de las buenas... de ahí el título de nuestro blog, está en mallorquín y significa Pequeñosplaceres: cupcakes; porqué para nosotras los cupcakes son eso, un pequeño placer del que disfrutar después de una buena comida en compañía.

En nuestra isla hay un postre muy conocido, se llama Gató, está hecho a base de almendra. ¿Habéis visitado Mallorca en primavera alguna vez? Os la recomendamos, el paisaje con los almendros en su apogeo, no tiene desperdicio.

Para empezar el blog nos pareció una buena idea rendir homenage a nuestra tierra y intentar transformar este poste típico mallorquín en un cupcake... ¡y nos pusimos manos a la obra!



Y allá va la receta.

La base:
125 gr de almendra molida
125gr de azúcar
3 huevos
1 pizca de canela
la rayadura de un limón

Primero encendemos el horno, a 160 grados (depende del horno) para que se vaya calentando. Luego preparamos las capsúlas y el molde.
Nosotros hemos hecho la receta con la Kitchen Aid, pero podeis hacerlo con cualquier batidora de varillas.
Mezclamos las almendras con el azúcar, cuando tenemos una masa homogénea añadimos las yemas de los huevos, de una en una; la canela y el limón rallado.
Aparte montamos las claras y las añadimos a la mezcla que teníamos, despacito, sin prisa.
Cuando tenemos la masa hecha, hay que ponerla en las capsúlas (no las lleneis más de 2/3 partes, ya que sinó os rebosaraaaaaan).
Las horneamos, a 180grados entre 18 y 20 minutos; cuando las saqueis, cuidado a no quemarse (esta parte nosotras nos la hemos saltado, ¡quemazo al canto!), las dejais reposar 5 minutos en el molde y luego las pasais a una rejilla para que se enfrien.


El buttercream:
150gr de mantequilla
150gr de azúcar glas
2 cucharadas soperas de almendra molida

La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente, y hay que tamizar el azúcar antes de mezclar; cuando tenemos esta parte del trabajo hecho, ponemos todos los ingredientes en la Kitchen Aid durante 5 minutos a velocidad media. Nosotras le pusimos un poco de colorante naranja para darle alegría al asunto.

Cuando ya tenemos el buttercream y la base lista, podemos decorar, esta parte es la más divertida! Nosotras utilizamos la boquilla 1M de Wilton.



¡Y a disfrutar con este primer petitplaer!



PD: estos cupcakes son aptos para las personas con alergia a la harina (no llevan) y a la leche (tampoco llevan)