dimarts, 26 de febrer de 2013

MiniCupcakes de fresa, ultrarápidos y de sobre

¿Vosotros cuándo vais de viaje vistais tiendas de repostería? Nosotras siiiiiii!!!!! Aunque todos sabemos que podemos comprar online y que cada vez más están proliferando las tiendas de respostería... cuando vamos de viaje nos gusta ver que hay por ahí.

Cómo ya hemos ido contando en el facebook, estuvimos en Gales y allí había muchas cosas, cargamos todo lo que pudimos... nos hubieramos llevado más, pero ya sabeís cómo está el tema de los kilos con las compañías aéreas.

Entre otras cosas, traimos esto:

Cuando lo vimos pensamos, buttercream de polvos, uffff, esto no puede ser ni muy sano ni muy bueno, pero también pensamos... lo compramos e igual nos saca de un apuro. Y así fué, se improvisó una comida, todo el mundo tiene que llevar algo, y ya es tradición que nosotros llevemos el postre - seguro que a vosotros también os pasa- no teníamos ni tiempo, ni ingredientes... así que hechamos mano del sobrecito de polvos mágicos.

PD: estos polvitos mágicos no son más que azúcar glas con sabor...

Vamos con la receta y los ingredientes.

Para la base:
120 gr de mantequilla en pomada
180 gr de azúcar
2 huevos
230 gr de harina
2 cucharadas de levadura (nosotras utilizamos Royal)
120 ml de leche semidesnatada
1 cucharada de extracto de vainilla (nosotros usamos Nielsen-Massey que es la mejor del mundo mundial)
1 cucharada de fresa en pasta (nosotras utilizamos la de Home Cheff)
 
Acordaros de encender el horno, que vaya precalentando motores.
Primero batimos la mantequilla junto con el azúcar.
Batimos los huevos, y los añadimos a la masa de azúcar y mantequilla.
Cuando la masa es homogénea le añadimos la fresa en pasta, y seguimos batiendo, vereis que cambia a un color rosita la mar de mono!
Por otro lado tamizamos la harina y la levadura; y la añadimos.
Seguimos batiendo hasta que todos los ingredientes esten integrados.

Una vez tenemos la masa lista, llenamos las capsúlas 3/4, como siempre. Y las ponemos a hornear, a 180º unos 18 minutos.
Una vez listas, las dejamos en el molde reposar durante 5 minutos y luego las pasamos a la rejilla otros 5 minutos más para que enfríen. ¡Y lista para decorar!


Para el buttercream:
El sobre de polvos mágicos
150 gr de mantequilla en pomada
1 cucharadita de esencia de vainilla, nosotras utilizamos 

Únicamente hay que batir la mantequilla y los polvos, y luego añadir la ensencia de vainilla. Nosotras batimos unos 5 minutos, para que los polvos quedasen bien integrados.


El sabor de esta buttercream no es el típico de fresa, es más como de polo de fresa o de gominola de fresa, es decir ese sabor nada natural pero que está de muerte!

Os tenemos que decir que aunque fueran de sobre, triunfaron, no quedó ni uno. Decidimos hacerlos mini porqué había otros postres, y la verdad es que los mini son más fáciles de comer y los remordimientos por la dieta son menores con los mini, aunque una se coma tres o cuatro seguidos, jejeje.


Y con esto nos despedimos, prometemos una entrada más elaborada la semana que viene. Tenomos cosas muy chulas en la cabeza, pero estamos experimentado para que quede perfecto y lo podamos disfrutar todos.


Por cierto, se acerca Pascua, ¿qué haceis vosotras por Pascua? En Mallorca se hacen algunos dulces, pero tambien salados. Os lo contaremos más adelante, a ver si os podemos poner las recetas de la abuela, mmmmm.

Un abrazo

Maria Antònia & Carme






divendres, 22 de febrer de 2013

Greixonera mallorquina y resultado del sorteo

Ya sabeis que somos mallorquinas... y como buenas mallorquinas de tanto en tanto nos gusta barrer para casa y enseñaros algunos postres típicos de nuestra isla.

Esta semana os pasamos la receta familiar de la greixonera. La greixonera es similar al típico pudding pero con un ingrediente estrella: la ensaimada!

Según la tradición, era un postre que se hacía cuando la ensaimada ya no era del día, para aprovecharla. Es muy fácil de hacer y causa sensación, os los aseguramos.

Los ingredientes:
1 litro de leche
peladura de un limón
1 rama de canela
240 gr de azúcar
7 huevos
3 ensaimadas

Primero hay que preparar el "sucre cremat" (o sea caramelo) para la base del molde. A fuego lento hay que fundir el azúcar con un poco de agua, si un poco... a ojo! si os queda claro poned más azúcar y si queda espeso poned más agua...


 Luego hay que hervir la leche, con el azúcar, la peladura del limón y la rama de canela. En cuanto hierva la podeis retirar del fuego; y dejarla enfriar. Antes de mezclarlo con el resto de ingredientes, hay que colar la leche.


Batir los huevos.



Desmenuzar las ensaimadas y mezclarlas con el resto de ingredientes (los huevos y el preparado de leche que ya hemos enfriado).

Luego horneamos, unos 45 minutos a 180º.


Y lista para comer! mmmmmmmmmmmmm

¿veis el molde? es de barro, se llama greixonera, igual que el postre, de ahí viene su nombre. Aunque la podeis hacer en cualquier recipiente de cristal por ejemplo.

Nosotras la hicimos de un día para otro, es un postre que aguanta dos o tres días bastante bien, lo podeis guardar en la nevera.

¿os animais a probar un trocito de nuestra tierra? Esperamos que sí y que nos envieis fotos!!!

Ya sabéis que tenemos ganadora del sorteo ¿no? Pam cupcakes, enhorabuena!!!!






Y es que llegar la primera a veces tiene sus ventajas, jejeje. Ganó el número 1! En cuanto la ganadora nos envie una foto con su regalito os la enseñamos.


La semana que viene volvemos con cupcakes.... es que no hay quien pueda olvidarlos.... mmmm

Besossssss

Maria Antònia & Carme




dimecres, 13 de febrer de 2013

San Valentín galletín...

Esto no se puede resitir más, hay corazones por todas partes, esto es una invasión... jejeje. Y aunque nos encanta, puede empalagar un poco... aún así nos hemos unido a la marea roja, y nos hemos puesto manos a la obra con los corazoncitos... las redes estan inhundadas de cupcakes enamoradizos y a nosotras nos apetecía más hacer galletas, aunque se supone que haciendo honor al nombre del blog lo nuestro son los cucapkes, pero bueno...


Antes de entrar en el kit de la cuestión, os vamos a contar unos cuantos cotilleos de nuestra vida, así nos vais conociendo mejor... ya sabeis que una de nosotras está en territorio inglés, pues bueno, queda poco... día 14 volvemos a ser las dos mallorquinas... día 14, ohhhh que mono... el día de San Vanlentín... si muy romántico el encuentro en el aeropuerto, pero tenemos que confesar que Ryanair vuela directo el jueves... sí Ryanair... S.O.S... si la próxima semana en lugar de ser dos, somos una ya sabéis qué ha pasado, jejeje. Bueno pues de romántico nada, le he pedido a mi chico que me lleve a hacer un "pa amb oli" como cena de enamorados. ¿no sabéis que es un "pa amb oli"? es una cena típica de Mallorca, la verdad que no muy lujosa y romántica... consiste en dos o más buenas rebanadas de pan, con aceite, sal y tomate... y embutido a elegir... Un día hacemos uno en condiciones y os ponemos fotos, prometido!


 El otro cotilleo de hoy es que una de nosotras hace el cumpleaños en noviembre y que este noviembre pasado cumplió 30!!!! (aish que bien nos conservamos, jejeje), y recibió cómo regalo, entre otros, esta maravilla.



De ahí sale la receta de hoy (¿habeís visto con que ojo nos hacemos los regalos?, barriendo para casa y este caso, para el blog)




Ingredientes para unas 50 galletas:
2 yemas de huevo
1 pizca de sal
300gr de harina
1 sobre de azúcar vainillado
150gr de azúcar glas
150gr de mantequilla

A parte, necesitaremos:
2 yemas de huevo más
un poco de harina sobre la cuál extender la masa para trabajarla


Primero hay que batir bien las yemas con la sal y dejarlas reposar tapadas durante una hora.
Mientras tamizamos la harina, le hacemos un agujero en medio (rollo volcán) y vertimos las yemas en el medio. Mezclamos el azúcar vainillado y el azúcar glas y luego la mantequilla. Mezclamos bien y la dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a unos 180º, volvemos a amasar la masa y extendemos en una capa fina, usamos los cortadores, en este caso de corazoncítos y las untamos con las otras dos yemas de huevo; dejamos enfriar un poco y volvemos a untar. Cuando estén secas las podemos meter en el horno. Este paso nos lo saltamos porque queríamos decorar las galletas.

A nosotras nos tardaron unos 15 minutos, controlad vuestros hornos.



Y para decorar, usamos un poco de todo, fondant, springels y purpurinas.
Las que más nos gustan son las de purpurina, són muy fáciles de hacer, untad la galleta horneada con matequilla y luego añadid la purpurina (ya sabemos que no hace falta decirlo, pero purpurina comestible eh!!! comprada en tiendas de repostería), esta la compramos en la feria de BCN&CAKE y estamos encantada es una maravilla.


Y galletas listas para regalar, no hace falta que sean sólo para vuestro chico ¿no estáis enamoradas de vuestras mamis, vuestros papis, vuestros hijos, vuestros amigos....? Y tampoco hace falta que usemos los moldes de corazoncitos sólo en San Valentín, cualquier momento es bueno para decirle a alguien que le quieres.

Y con el sermón de abuelitas, terminamos, ahhhhhhhhh ¿os acordais que estamos de sorteo? Animaros a participar, aún estais a tiempo, mirad cómo hacerlo en la entrada Fútbol y sorteo.

Gracias por seguir ahí y por ser cada vez más, os queremoooooooos!!!!

Maria Antònia & Carme




dimecres, 6 de febrer de 2013

Princesas y natillas, buena combinación ¿no?

mmmmm... natillas.... ¿os gustan las natillas? a nosotras nos recuerdan a nuestra infancia... aunque seguimos haciendo y comiendo natillas, jejeje, así que o nuestra infancia se ha alargado más de la cuenta, o nosotras nos quedamos quedado un poco ancladas en ella, rollo Peter Pan, pero en chica. 

Es que ser chica de cuento es un rollo, sólo podemos ser princesas, que está muy bien, que vamos súper guapas con nuestros vestidos y coronas, pero nosotras queremos más... aventuras y desventuras y no sólo quedarnos a esperar al príncipe azul... que no está mal, pero es que a veces tardan taaaaaaaaaaanto a llegar... pero taaaaaaaaaaaanto... que chicas, hay que salir a buscarlos, a la caza y captura del hombre rana!!!! Si, si, si, tiene que ser hombre rana. Los príncipes son muy monos, pero aburridos, presumidos... en cambio los hombre rana, se adaptan... pueden vivir en el agua o fuera de ella, o lo que es lo mismo, están un poco más preparados para aguantar a algo más que un par de princesas monas.

Dicho esto, vamos al lío: CUPCAKES DE NATILLAS!!! no nos hemos vuelto locas, noooo, nosotras sólo hemos copiado... si quereis llamar loca a alguien que sea a Alicia, del blog Belle Cupcakes. ¿aún no la conoceis? Pues teneis que pasaros por allí, hace maravillas.


Los ingredientes para hacer la base son:
100 gr de azúcar
60 gr de mantequilla
90 gr de harina
1 cucharadita de levadura (Royal)
1 cucharadita de canela en polvo
60 ml de leche semidesnatada
1 huevo
1 cucharadita de vainilla. Alicia en la receta original usa vainilla en pasta, nosotras no teníamos y usamos extracto de vainilla, el de Wilton, y quedaron bien... o eso dijeron los "probadores oficiales"
Crema de vainilla para el relleno. Es un bote que venden en el Lidle de vainilla en crema. Nosotras pensamos que sería difícil encontrarlo pero no, había en el Lidle que tenemos cerquita de casa.

Y el proceso, el de siempre:
Precalentar el horno para tenerlo a puntito cuando los cupcakes estén deseando entrar. 
Mezclamos con la Kitchen Aid o batidora la mantequilla y el azúcar hasta que sea una masa integrada.
Tamizamos los ingredientes secos: harina, levadura y canela y incorporamos la mitad de estos en la mezcla de mantequilla y azúcar que tenemos.
Batimos el huevo, la leche y la vainilla todo junto, y lo añadimos a la masa. Cuando esté bien integrado, añadimos la otra mitad de ingredientes secos que habíamos reservado.
Así la masa ya está lista para ponerla en las capsúlas y hornear. Cómo siempre... unos 20 minutos a 180º, id haciendo la prueba del palillo antes de sacarlos (oseasé hasta que el palillo salga limpio)

El proceso de sacarlos del horno, también es siempre el mismo. Dejar enfriar 5 minutos en la palangana y luego 5 minutos más en la rejilla. 

Al estar completamente frios, los descorazonamos y ponemos un poco de la crema de vainilla del Lidle.


La buttercream, mmmmmm, está buenísima. Los ingredientes son: 
100 gr de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
160gr de azúcar glass
1 cucharada de leche semidesnatada
2 cucharaditas de extracto de vainilla, le pusimos un poco más que en la receta original porqué era extracto
1 cucharadita de zumo de limón recien exprimido

En la receta original usa extracto o arona de limón, nosotras no teníamos pero si teníamos limones en el árbol, diciendo cógemeeeee, quiero estar en esos cupcakes, jejejje

Primero hay que batir la mantequilla con el azúcar a velocidad media alta durante unos 3 o 4 minutos. Luego añadir la leche y seguir batiendo hasta que se integre, i finalmente el extracto y el zumo de limón. Y seguid batiendo hasta que tenga la consistencia que os guste, normalmente unos 4 minutos más.




Impresionantes, e impresionante esta chica que se sacó la receta de la chistera. Teneis que probarlos, de verdad, son diferentes, especiales, sorprenden un montón a la gente cuando se los lleva a la boca. Sed originales y manos a la obra! ¿Nos enviareis fotos? Porfa, porfa, porfa... nos hace mucha ilusión recibir fotos con vuestras creaciones.

Siiii, lo sabemos, se acerca san valentín, esta entrada tenía que ser roja y rosa y llena de corazones, pero un poquito más... nos resistimos, la semana que viene sí! prometido... nos pondremos romanticonas...

Un abrazo y gracias por estar ahí, esta semana pasada hemos crecido un montón! Por cierto, ¿estais participando del sorteo, no? Sinó mirad la entrada anterior a esta, aún estais a tiempo.

Maria Antònia & Carme