dilluns, 25 de novembre de 2013

Palmeritas ricas

No es que nosotras seamos muy viejas, pero ya podemos decir eso de "en nuestros tiempos", jejeje, o "cuando yo era pequeña"... Pues esta es una de esas veces en la que la memoria infantil te envía un flash de información, y flipas...

Pues el flash infantil es este: PRINCESAS, mmmmm ¿vosotros comíais estas galletas?
Nosotras sí, estaban de muerte, hablamos en pasado porqué ya no sabemos ni si las siguen haciendo. La próxima vez que vayamos al súper lo miramos, y como haya, arrasamos, jejeje.

Estas galletas nada tenían que ver con las palmeritas de hojaldre, sólo la forma, porqué ni son de hojaldre ni ná de ná.

Nosotras sí hemos hecho las palmeritas de hojaldre de toda la vida, no tienen ningún misterio, son muyyyy fáciles, y cuando las probeis de hacer nunca más volvereis a comprarlas.

Sólo necesitamos:
masa de hojaldre
azúcar

Y el proceso es muy fácil:

Primero extendemos la masa de hojaldre. (Ojo la masa puede ser redonda o cuadrada, las dos van igual de bien. Quizás la cuadrada un poco mejor)


Le espolvoreamos azúcar por encima, que quede bien repartido, y con el rodillo, pasamos por encima, para que así el azúcar se incrustre en la masa.


Luego doblamos la masa en dos partes, y volvemos a espolvorear y luego pasamos el rodillo. Es decir el mismo proceso.

 Luego volvemos a doblar y lo mismo,

Y ya la última vez que doblamos, esta vez no ponemos azúcar, sinó que cortamos, más o menos a 1cm y con un chuchillo afilado.


Aplastamos un poco la base para que quede forma de corazón y listas para hornear.


Poned el horno bajito, a 180º, y en 15 minutos están listas.


Esperamos que este mini tutorial de fotos os sirva, y que os pongais manos a la masa.

Así que hasta la semana que viene,

Un abrazo
Maria Antònia & Carme

dilluns, 18 de novembre de 2013

mikado y cupcakes ¿qué más se puede pedir?

No se puede pedir más que la combinación perfecta, divina, sobrenatural, ideal que propone Alma en su blog Objetivo cupcake perfecto, de unir los dos mejores inventos que el hombre (o mujer) ha hecho hasta el momento: los cupcakes y los mikado, ooooohhhhh!!!!!

¿No os pasa que a veces pensáis que estamos siendo manipulados por los supermercados? A nosotras siiii, porqué siempre hay cajas de mikado al lado de la caja, que cuando estás esperando en la cola no puedes dejar de mirarlos, se te hace la boca agua mirándolos, y claro al final... al carro! y eso no es nada, al final se van al estómago y de ahí directos a las cartucheras, jejeje.


Están de muerte, de verdad que los tenéis que hacer!

Vamos con los ingredientes:
60 ml de aceite de oliva suave
180 g de azúcar
115 g de harina
40 g de cacao (nosotras utilizamos Valor sin azúcar)
1'5 cucharaditas de levadura química
1 huevo L
75 ml de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
75 ml  de agua hirviendo
1 paquete de Mikado (75g)

Como siempre, antes de empezar precalentamos el horno y preparamos las capsulas.
Luego tamizamos todos los ingredientes secos (harina, levadura y cacao), y lo reservamos. Por otro lado batimos el aceite, el azúcar y los huevos. Cuando está bien integrado añadimos los ingredientes secos tamizados y luego la leche y la vainilla, seguimos batiendo y finalmente añadimos el agua hirviendo. Cuando la masa está lista le añadimos mikados en trocitos y lista para llenar las capsulas, 3/4 como siempre. Y al horno, a 180º unos 20 minutos.


Ahora la buttercream, los ingredientes son:
200g de mantequilla a temperatura ambiente
200g de azúcar glas
150g de chocolate negro derretido y templado

Primero batimos con las varillas o la Kitchen Aid la mantequilla y el azúcar glas, unos 5 minutos, hasta que la masa enblanquezca. Luego añadimos el chocolate, y batimos 3 minutos más. Ya tenemos la buttercream lista para decorar, nosotras usamos la boquilla 1M, e hicimos rosetones. 



Para decorar usamos algunos mikado.

Están infinitamente buenos, de verdad de la buena, así que a buscar el delantal, encender el horno y a cocinar!



Volvemos la semana mejor, pero como dicen en el Intermedio, con más pero no mejor porqué es imposible (es que estos cupcakes son lo MÁS!) jeje

Un abrazo
Maria Antònia & Carme

dilluns, 11 de novembre de 2013

Cheesecake con fluff

A veces compramos cosas de forma compulsiva sin pensar qué vamos a hacer con ellas. Eso mismo nos pasó con un bote de fluff; lo compramos en un viaje por tierras Inglesas y desde entonces estaba ahí en nuestra despensa, esperando su turno.

¿Sabéis qué es el fluff? es una crema de nube (si de la chuchería). Es mega ultra super dulce, y los ingleses la usan rollo nocilla, para untar en el pan bimbo. A nosotras nos parece demasiado dulce, pero para gustos colores. Por cierto, está en color rosita, fluff de fresa, jeje.

Fuente: Google Imágenes

Pensamos en cupcakes, vimos que Alma lo utilizaba como cobertura en una tarta, pero no nos convencía la idea, hasta que dimos con una magnífica tarta de queso que como ingrediente principal llevaba fluff, mmmmmm

La vimos en un blog, pero seguimos buscando y buscamos, vimos diferentes recetas, sobretodo del territorio inglés, pero al final nos quedamos con esta, del blog Sal y Canela.

Vamos con los ingredientes:

Para la base:
1 paquete de galletas tipo digestive (cuidado a nosotras nos quedó demasiada base, o bien la subimos a los lados o bien, basta tres cuartos de paquete)
75gr de mantequilla
y nosotras añadimos un chorrito de leche

El proceso es el de siempre en este tipo de tartas, primero picamos la galleta, luego fundimos la mantequilla, añadimos el chorrito de leche y mezclamos. Repartimos la mezcla en la base del molde, y al congelador; a esperar allí mientras hacemos el relleno.


Precalentamos el horno, mientras seguimos con el siguiente paso.

Y el relleno:
1 bote de fluff blanco
350gr de queso en crema
2 huevos
2 cucharadas de harina

Mezclamos todo, habiendo tamizado la harina para evitar grumos y lo ponemos en el molde.

Y al horno, unos 30 minutos a 180º.

Luego, para decorar, le pusimos encima un poco de mermelada de albaricoque, y la mezcla de sabores dulces y agrios fue genial.

PD: sorry por las fotos, hay veces que no tenemos tiempo de ná!

Un abrazo y hasta la semana que viene
Maria Antònia & Carme

dilluns, 4 de novembre de 2013

Tarta de oreo (de las de verdad, no de polvos)

Los blogs tienen muchas virtudes, una de ellas son las etiquetas, el hecho de poner etiquetas te permite identificar las recetas que vas poniendo y a su vez, el lector puede encontrar más fácilmente lo que está buscando. Bueno pues también sirven para ver el montón de cosas que hacemos con oreos, jejejejeje. Ya os lo hemos dicho alguna que otra vez, pero es que están taaaaan buenas.... no nos podemos resisitir.

Otra de las virtudes de los blogs es la facilidad con la que puedes integrar en ellos vídeos, fotos... virtud que en este post valdría más que no existiera, porqué las fotos que tenemos de esta tarta son terribles! Si, horribles por varias razones: la principal es que esta tarta se hace con uno de esos moldes desmontables con paredes tan altas que no te permite hacer fotos hasta que no has sacado la tarta de él, la secundaria es que esta tarta la hemos hecho ya un par de veces pero siempre para llevar a algún sitio (con los ingredientes que tiene, nos abstenemos de hacerla para casa, que el gimnasio es caro, jeje), y claro cuando la transportas debes hacerlo dentro del mismo molde porqué sino corre el riesgo de accidente, y la tercera es que cuando la sacas, el personal se avalancha sobre ella y no hay tiempo de fotos ni composiciones, jejeje.


Otra de las ventajas de los blogs, es la creciente apertura de ellos, sobre todo de repostería, que aunque algunos digan que empieza a ser preocupante, a nosotras nos encanta, hay recetas a doquier y nos encanta leer a las bloggeras reposteras como nosotras. Así que, haciendo virtud de esta ventaja, buscamos por la blogosfera y dimos con muchas recetas de tartas de oreo, probamos unas cuantas y al final nos quedamos con la del blog Mis thermorecetas , aunque la hicimos sin thermomix y le hicimos algunas variaciones. (La verdad es que sus fotos son geniales!)

Ingredientes:

Para la base:
200gr de oreo
100gr de mantequilla

Para el relleno:
500gr de nata líquida (35% de materia grasa)
140gr de leche condensada
400gr de leche entera
2 sobres de cuajada
200gr de chocolate blanco

La base es muy sencilla, trituráis la galleta y la mezclamos con mantequilla a temperatura ambiente, cuando tengamos la masa, la repartimos en la base del molde (conviene que sea uno de esos moldes desmontables), y la ponemos en la nevera o congelador.

Y el relleno también es muy fácil, ponemos a calentar en una olla, la nata, el chocolate, la leche condensada y 200gr de leche. El resto de la leche, la reservamos y en ella diluimos los dos sobres de cuajada. Cuando hierva, le añadimos la leche y la cuajada y esperamos que vuelva a hervir para retirar. No dejéis de remover y poned el fuego muy bajito, que se quema rápido.

Y listo para verter encima de la base. Luego nevera, cuantas más horas mejor, 24h es lo ideal.

Para decorar, nosotras usamos unos chips de chocolate blanco y negro, pero también podéis usar galletas oreo enteras, o oreo trituradas... lo que se os ocurra. Nosotras la hicimos para un niño muy especial, y su super mami la decoró un poco más.


Y diréis, y el titulo de este post... ¿por qué? Pues porqué, casi siempre, por no decir siempre, nosotras huimos de los preparados de polvos que venden prehechos: cupcakes, bizcochos... pero el de la tarta de oreo está pa' morirse... lo confesamos, este lo hemos comprado alguna vez, jejeje. Pero eso se acabó, con esta receta en nuestro poder, al mundo reposteril ponemos por testigo que nunca más compraremos polvos, jejeje.

Esperamos que os animéis a hacerla.

Un abrazo
Maria Antònia & Carme