divendres, 28 de març de 2014

Magdalenas caseras

Se acerca la operación bikini ¿no? ¿creéis que aún es muy pronto? nooooo, que luego se nos tira el tiempo encima, jejeje. Además, tampoco nos vamos a poner muy estrictas, sólo vamos a empezar con un poco de vida sana, al menos esta semana... ya veremos cuanto dura.

Y para empezar la vida sana, vamos con una magdalenas caseras, son de Cocinerando, nada de bollería, son muy fáciles y sanas, aunque tienen azúcar, pero eso por la mañana no es nada, nos da energía para afrontar el día.


Los ingredientes que necesitamos son:
375gr de harina
250gr de azúcar
250gr de leche
225gr de aceite de oliva suave
3 huevos
4 parejas gasificantes (nosotras las compramos en Mercadona)
la ralladura de medio limón


Empezamos batiendo los huevos y el azúcar con las varillas unos 6 minutos. Luego añadimos el aceite despacito y la ralladura de limón, sin dejar de batir; seguimos añadiendo la leche y mezclamos, la masa quedará muy líquida.

Por otro lado, tamizamos la harina, una pizca de sal y los gasificantes y lo vamos añadiendo a la masa sin dejar de batir. Y la tenemos lista para dejar reposar, una hora más o menos.

Cuando haya pasado la hora, encendemos el horno y lo precalentamos a 200º, mientras preparamos los moldes. Damos una batida rápida a la masa y vamos rellenando las capsúlas. Espolvoreamos azúcar y horneamos, 18 minutos a media altura. Cuando lleven 5 minutos en el horno, bajamos la temperatura a 200º y a los 18 minutos las sacamos del horno.

Y ya están listas para desayunar, van a causar sensación en casa, ya veréis. Están súper esponjosas.



Un abrazo,
Maria Antònia & Carme



dissabte, 22 de març de 2014

Tarta de tres chocolates

Porqué éste no sería un blog de repostería sino tuviera una tarta de tres chocolates, porqué es inmensamente conocida y sale por todo, nosotras no podíamos ser menos, así que aquí estamos con la tarta de tres chocolates, con la thermomix que es súper rápida de hacer, fácil y no ensuciamos casi, no hay riesgo de que se nos queme el chocolate, y por lo tanto todo son ventajas, aunque sin la thermomix también la podéis hacer.


Por los blogs hay muchas recetas, todas muy parecidas, pero nosotras aportamos por la de Velocidad Cuchara, que nos pareció la más potente, jejeje, tienen unas cantidades enormes de chocolateeeee.

Estos son los ingredientes:
250gr de chocolate negro
250gr de chocolate con leche
250gr de chocolate blanco
600ml de nata con un 35% de materia grasa
600ml de leche
3 sobre de cuajada
un paquete de galletas maría
mantequilla

Primero la base, la típica y tópica, que se hace triturando las galletas y con mantequilla. La colocamos en un molde desmontable, no la hagáis muy gruesa, es un consejo. Y vamos con los chocolates:

Sino queréis ir limipiando el vaso de la thermomix todo el rato, podeis poner la capa blanca abajo, nosotras la hicimos así, aunque quizás la capa blanca arriba queda más vistosa y la decoración luce más.

Vamos con la primera capa de chocolate blanco, ponemos en el vaso, el chocolate, 200ml de leche y 200ml de nata, un sobre de cuajada y programamos 7 minutos, a 90º, velocidad 5 y la vertimos sobre la base. Si hecemos efecto cascada con una cuchara evitaremos agujerear la base.

La metemos en el congelador y nos ponemos con la segunda capa, la de chocolate con leche. Ponemos en el vaso el chocolate, 200ml de leche, 200ml de nata y un sobre de cuajada y programamos, 7 minutos a 90º y velocidad 5, y antes de vertir sobre la capa blanca, hundimos un poco el tenedor y dejamos un rastro para que las capas se peguen.

Y finalmente la tercera capa, el chocolate negro, ponemos en el vaso el chocolate, 200ml de leche, 200ml de nata y un sobre de cuajada y programamos 7 minutos a 90º, velocidad 5. Vertimos sobre las dos capas y ya está lista.

Mejor si la dejamos cuajar un día en la nevera, así queda más compacta.

¡¡¡¡¡Impresionante!!!!!

Volvemos la semana que viene con más,
Un abrazote,
Maria Antònia & Carme

dijous, 13 de març de 2014

Rollitos de chocolate o lo que es lo mismo, unos cinnamon rolls sin cinnamon

Hoy el post va de cómo hacer unos cinnamon rolls sin cinnamon, jejejeje, es decir, de cómo hacer unos bollos de canela sin canela. Aunque parezca que estamos locas, aún no es el caso, simplemente que no nos hemos podido resistir a hacer estas magníficas espirales de chocolate del blog No sin mi horno. Os prometemos que algún día de estos caerá la receta original con canela, pero por ahora, vamos con los de chocolate, que son irresistibles.


Los ingredientes que necesitamos son:

Para la masa:700 gr de harina
7 gr de levadura
250 ml de leche semidesnatada (usamos nosotras)
75 gr de mantequilla
75 gr de azúcar
1/2 cucharadita de sal
3 huevos

Para el relleno:
4 cucharadas de cacao puro en polvo sin azúcar (nosotras usamos uno que compramos en Müller)
150 gr de azúcar moreno

35 gr de harina
120 gr de mantequilla fría cortada en dados pequeñitos

Para el glaseado:
50 gr de azúcar glass
2 cucharadas de nata líquida
1 cucharada de agua



Y empezamos ya con la masa:
Tamizamos la mitad de la harina y la levadura y reservamos.
Calentamos la leche con la mantequilla, la sal y el azúcar, a fuego lento hasta que la mantequilla se deshaga.
Ponemos en la kitchenaid (o bien con la batidora convencional de varillas) la mezcla de harina y levadura y vamos incorporando la mezcla de leche despacito, a velocidad media. Añadimos los huevos uno a uno y batimos a máxima velocidad durante 3 minutos; luego añadimos la otra mitad de la harina y amasamos durante 5 minutos. Luego dejamos la masa en un bol, tapada con papel film y la dejamos reposar unas dos horitas, hasta que doble su volumen. Cuando esté a punto, la amasamos un poco con las manos y la volvemos a dejar reposar 10 minutos. Finalmente estiramos la masa en forma de cuadrado, y así la tenemos a punto para rellenar.




Vamos con el relleno, mezclamos el cacao, el azúcar y la harina, e incorporamos la mantequilla a dados pequeños y vamos mezclando, con paciencia, porqué esto nos llevará un ratito.

Cuando lo tenemos, estamos listas para montar. Esparcimos el relleno sobre la base cuadrada de nuestra masa y enrollamos como si fuera un brazo de gitano, luego pegamos los bordes con nata y partimos el rollo en doce partes iguales.

Colocamos estas doce partes en un molde (tiene que ser baste grande), dejando un poco de separación entre rollo y rollo. Tapamos el molde con film y lo dejamos reposar una hora más, hasta que doble su volumen. Cuando están listo, los pintamos con nata y al horno!

Horneamos 25 minutos con el horno precalentado a 190º.


Ya casi están listos, nos queda el glaseado. Batimos con unas varillas el azúcar, la nata y el agua y hechamos la mezcla por encima. 


Ya están listos para servir. ¿A qué tienen buena pinta? Están de muerte.

Y hasta aquí nuestra aventura repostera de la semana, volvemos la que viene, aún no sabemos con qué os vamos a intentar sorprender, pero estamos en ello.

Un abrazo,
Maria Antònia & Carme


divendres, 7 de març de 2014

Mermelada de pimiento rojo

Las mermeladas son un mundo, un universo... en principio parece que no tienen secreto, y con la thermomix menos, pero es que las combinaciones son infinitas, los sabores pueden llegar a ser espectaculares.

Pues estas es una de esas mermeladas increibles, de pimiento rojo, si, si... pimiento rojo. Nosotras la sacamos a la mesa en cestitas con philadelphia como aperitivo, y siempre triunfan; aunque es solo una idea. Seguro que a vosotros se os ocurren un montón más.

Los ingredientes que necesitamos son:
400gr de pimientos rojos
200gr de azúcar
100gr de vinagre blanco de vino
50gr de agua

Y los pasos:
Primeros le quitamos las pepitas a los pimientos, y los troceamos, no hace falta en trozos muy grandes porqué luego la thermomix tritura.

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix, y troceamos 25 segundos / velocidad progresiva 5-10. Bajamos los ingredientes con la espátula y programamos 40 minutos / varoma/ giro izquierda/ velocidad cuchara.

Si cuando termine, veis que os queda muy clara, añadimos 5 minutos más. Nostras la hemos hecho ya dos veces, la primera no necesitamos los 5 minutos más pero la segunda sí, e hicimos exactamente lo mismo, así que id probando.


Luego, os podéis lucir con las etiquetas, la nuestra es muy mejorable, pero os la enseñamos. Para decorar la tapa usamos una blonda mini con un poco de cinta, queda genial para regalar.

¿os animáis a hacerla? De verdad que no os defraudará.

Un abrazo,

Maria Antònia & Carme