dijous, 28 d’agost de 2014

Flan de queso rapidísimo

Este es un postre muy rápido de hacer y aunque parece muy sencillo, tiene una textura muy agradable al paladar, queda muy compacto y muy sabroso, y el gusto a queso no es nada fuerte ni exagerado.

La receta original es del blog Velocidad Cuchara, aunque nosotras hicimos alguna variación, y nos tendréis que perdonar por la foto, porqué sólo tuvimos tiempo de hacer esta, luego el flan voló, jeje.


Los ingredientes son:
250gr de leche semidesnatada
200gr de nata 35% de materia grasa
90gr de azúcar
1 sobre de cuajada
8 quesitos
caramelo líquido

Ponemos todos los ingredientes, menos el caramelo en el vaso de nuestra thermomix. La leche, la nata, el azúcar, la cuajada y los quesitos. Y programamos 10 minutos, a 90º y velocidad 4.

Mientras se hace, podemos ir untando el molde con caramelo líquido. Cuando la thermomix termine, vertemos la mezcla en el molde. Consejo, verterlo a modo de cascada, poned una cuchara entre el vaso y el molde, así no se os mezclara el caramelo con la mezcla para el flan. Dejamos enfriar fuera de la nevera y luego lo dejamos en la nevera hasta la hora de consumirlo.

Ya veis, tan fácil y tan rápido y riquísimo. Con esta receta sale un flan no muy grande, el plato que veis en la foto, es un plato normal, de los de cada día, para que os hagáis una idea.

¿os animareis a hacerlo? Vale la pena, probad y no podréis parar.

Seguimos la semana que viene,
Muaaa
Maria Antònia & Carme


dimecres, 20 d’agost de 2014

Cheesecake de nutella.... si has oido bien, de nutella

Si ya os traimos la mejor versión de la tarta de queso, ahora vais a flipar. En serio que esta tarta es, es, es... no hay palabras, nos os podemos describir lo que es, la tendréis que hacer para saberlo, jeje.

La receta es de nuestra super gurú repostera Alma Obregón, seguro que la conoceis porqué ya todo el mundo en el mundo mundial la conoce, pero si no es así (imposible si eres de este planeta), tenéis que visitar su blog, hace maravillas: Objetivo cupcake perfecto.

Con esta receta vais a triunfar, que siiiii, que siempre os decimos lo mismo, pero es que es verdad. Primero que siempre os ponemos recetas con las que triunfar más que la Coca Cola y segundo es que esta receta está para morise del gustillo. Hacedla y vereis, nos dareis la razón... el problema es que si la haceis seguro que también la repetís, jejeje, y eso ya no es tan bueno, sobre todo al subir a la báscula, jeje.

Vamos con los ingredientes. Tiene tres partes, así que al lío.

Para la base:
115gr de galletas tipo Digestive
2 cucharadas de azúcar moreno
50gr de mantequilla

Para el relleno:
750gr de queso tipo Philadelphia
160gr de azúcar
2 cucharadas de harina
4 huevos
65ml de nata
400gr de nutella

Para la salsa de nutella:
110gr de azúcar
3 cucharadas de cacao en polvo
1 cucharada de maizena
2 cucharadas de sirope de maíz
80ml de agua
80ml leche
225gr de nutella

Primero precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde.

Hacemos la base, como hemos hecho en muchas otras tartas, trituramos la galleta, fundimos la mantequilla y el azúcar y mezclamos. Así forraremos el molde con la primera capa, que será nuestra base. La pondremos en la nevera mientras hacemos lo demás, para que vaya endureciendo.

A continuación vamos con el relleno, batimos el queso y la nutella, el azúcar y la harina, y vamos mezclando hasta que nos quede una masa homogénea. Añadimos los huevos uno a uno, la nata y la vainilla y seguimos mezclando. Ponemos la mezcla sobre nuestra base y a hornear, unos 15 minutos a 180º y luego bajamos la temperatura a 120º durante 60 minutos más. Nos quedará cuajada con el centro un poco húmedo, como en la foto:



La dejamos templar y con un cuchillo y mucho cuidado despegamos los bordes, pero la dejamos en el mismo molde, a la nevera unas 6 horas. Nosotras la tuvimos toda la noche como dijo Alma.

Al día siguiente nos ponemos con la salsa, calentamos a fuego lento todos los ingredientes excepto la nutella. No paramos de remover hasta que empiece a hervir y espese. Quitamos la mezcla del fuego y añadimos la nutella, vamos removiendo hasta que se funda y la dejamos templar.

Y luego, templadita la ponemos por encima de nuestra super tarta y a servir... mmmmm


¿Quién quiere un trocito? mmmm que pintaza. Pues la pinta se corresponde con la realidad, ohhhh que maravilla.


¿Os atrevéis con ella? Pues id al súper a cargar de nutella y manos a la obra, que otra cosa no, pero tiempo, sí necesita esta tarta.

Un abrazo enorme,
Maria Antònia & Carme

 


dissabte, 16 d’agost de 2014

Hojaldre de frutas prefabricado

Hoy venimos con un paso a paso sin ningún misterio, más que nada porqué todo está prefabricado. Sólo necesitáis un Lidle y la cartera, jejeje.

Es de una de esas típicas tartaletas de frutas, que un vez sabemos cómo se hace, nunca más la vamos a volver a comprar. Es muuuuuuy fácil.

Estos dos productos son clave, por un lado la crema que vamos a usar en la base y por otro la cobertura que es la gelatina que vamos a poner encima de la fruta y que le va a dar brillo a nuestra tartaleta.



El primer paso es la base de hojaldre, nosotros usamos la cuadrada de Lidle, la extendimos, la pintamos de huevo y la pinchamos para que no subiera demasiado en el horneado. Le hicimos un poco los bordes, para que nos quedara tipo bandeja. La horneamos como ponía las instrucciones, 18 minutos a 180º.



 Mientras se hornea, vamos cortando la fruta que hemos elegido, nosotras plátano, kiwi, fresas y manzana.


Cuando la base de hojaldre está lista, vamos montando. Primer hacemos la crema, es muy fácil, sólo hay que seguir las instrucciones del envase, se trata de unos polvos a los que hay que añadir leche para conseguir una crema pastelera. A nuestro parecer es poco dulce, si la volvemos a hacer, le añadiríamos un poco de azúcar, de cosecha propia, jejeje. Pero igual es que nosotras somo demasiado dulzonas, así que mojad el dedo y decidid. A gusto de consumidor.

La siguiente fase es cubrir la fruta con la cobertura. se trata de una especie de gelatina, que le da brillo al acabado final, además de garantizar la durabilidad de la fruta (que no es ponga fea). Hay que calentarla hasta que se vuelva transparente antes de ponerla, que sino os quedará blanquecina y no será bonita.


Y aquí nuestro resultado final. Perdonad por las fotos, no tuvimos tiempo de más. ¿La vais a hacer? Nosotras la volveremos a hacer pero esta vez con crema pastelera casera y con la cobertura de almíbar. Así podremos comparar.

Hasta entonces, os tendréis que conformar con esta versión.

Un abrazo,
Maria Antònia & Carme

dijous, 7 d’agost de 2014

Y para este calor... helado de tiramisú!

Aunque los cupcakes son una maravilla, los bundcakes lo más, las tartas son maravillosas y las mermeladas nuestro nuevo vicio... para el verano no hay nada mejor que los helados.

Con este calor no hay quien hornee, ni hay quien entre en la cocina, sólo nos queda la opción de los helados, la fruta fresca y las ensaladitas... con eso subsistimos.


Los polos de tiramisú son un gran descubrimiento, son para los mayores pero en forma de polo, así que lo tienen todo. Los sacamos del blog La cuinera que os recomendamos visitar, porqué tiene una recetas y una fotos increibles!

Llevan un par de fases, así que atent@s:

Primera fase, la crema. Necesitamos:
185ml de nata con 35% de materia grasa
90gr de azúcar
2 yemas de huevo
250gr de mascarpone

Con las varillas, montamos la nata hasta que esté semi montada.
En un bol aparte batimos las yemas y el azúcar y le vamos añadiendo el mascarpone despacito hasta que se vaya integrando todo. Luego le vamos poniendo la nata con la espátula y mezclamos sin pasarnos.
Lo ponemos en la manga pastelera y reservamos en la nevera.





Por otro lado hacemos un café, con la cafetera que tengáis, basta una tacita (70ml)

Y la siguiente fase, para montar los polos, necesitamos:
bizcochitos soletina
cacao en polvo
los moldes de helado

Y al lío:
Espolvoreamos el cacao en el fondo de los polos, con la manga pastelera añadimos la crema que teníamos reservada en la nevera.
Mojamos los bizcochitos en café, los escurrimos y los ponemos en los moldes (quedará en medio y no será muy gruesa la capa).
Volvemos a poner crema con la manga pastelera y para cerrar el polo, ponemos otra capa de bizcochito mojado en café.
Y al congelador, como mínimo 3 horas y estarán listos para zampar, mmmmmm






¿A qué apetecen? Pues hacedlos que no os vais a arrepentir.

Un abrazo y hasta la semana que viene,
Maria Antònia & Carme