dijous, 27 de novembre de 2014

Galletas de mermelada

En esta vida todo tiene consecuencias, toooodo... y claro nuestra reciente adicción a hacer mermeladas no podía quedar al margen. Nuestra despensa rebosa mermeladas, tenemos mermeladas a doquier, desayunamos cada día unas tostadas con mermelada pero nada... que el suministro enorme de botecitos de mermelada sigue ahí... regalamos algunas a nuestros más allegados, pero siguen ahí... a lo mejor se multiplican por la noches... sino no hay otra explicación.

Así que nos pusimos a buscar recetas que llevaran mermelada... ¿qué podíamos hacer que llevara mermelada para ir despejando nuestra despensa? Y encontramos estas galletas. Nos pusimos con ellas y fue un acierto, de hecho no llegaron al día siguiente; así que os lo podéis imaginar...

Como veis nosotras las hicimos de mermelada de ciruela y de mermelada de albaricoque, tenéis las dos recetas en el blog, por si os apetece hacerlas y os las dejamos enlazadas para que no tengáis ni que buscar.


Son muy fáciles de hacer y no necesitan muchos ingredientes:
350gr de mantequilla en pomada
250gr de azúcar
un huevo grande (L)
500gr de harina
mermelada a gusto

Primero mezclamos la mantequilla y el azúcar, nosotras lo hicimos con la thermomix, medio minuto a velocidad 3 y medio. Luego añadimos el huevo y seguimos batiendo y finalmente la harina tamizada. Mezclamos 1 minuto a velocidad 3 y medio.

Y ya tenemos la masa lista, luego hacerlas tampoco tiene ningún misterio.

Hacemos bolitas del tamaño de una nuez y con el dedo aplastamos dejando un agujero. Este agujero será en el que introduciremos una cucharadita de mermelada.

Y cuando las tengáis todas, al horno: 20 minutos a 180º. Vigilad que no se os quemen.

¿Cuándo las vais a hacer? ¿Os ponéis a ello ya mismo? Esperamos alguna fotito si os animáis a hacerlas.

Un abrazo,
Maria Antònia & Carme

dijous, 20 de novembre de 2014

Bizcocho de manzana

Hola, hoy os traemos una receta de toda la vida pero un poco tuneada, jejeje. Se trata del típico bizcocho de yogur, pero con algunas novedades.

Es la receta de nuestras madres, la que usa el mismo vaso del yogur para medir los siguientes ingredientes. Seguro que vuestras madres tienen una receta de estas, quizás no la misma, pero casi casi, porqué estas recetas no varían mucho las unas de las otras. Son recetas básicas, de cajón, que todos deberíamos tener y que todos deberíamos haber hecho más de una vez.

Este bizcocho es estupendo para el desayuno o para la merienda, en casa triunfó. Además tuvimos gente a merendar y los niños repitieron cachito... y eso sí que es buena señal!



Los Ingredientes que necesitamos son:
un yogur de soja natural
una cucharadita de azúcar vainillado
dos cucharaditas de canela
tres manzanas (eran muy pequeñitas porqué son de nuestro manzanero)
tres medidas de harina integral
dos medidas de azúcar moreno
una medida de aceite de oliva suave
un sobre de levadura
tres huevos.


Nosotras la hicimos con la thermomix, pero por comodidad, se puede hacer de manera tradicional, como siempre, sin ningún problema.

Antes de empezar precalentamos nuestro horno, para que esté a punto de hornear.
Primero mezclamos el yogur, con el azúcar vainillado y la canela. Le añadimos la manzana y trituramos, nos quedó todo como un puré. (No nos apetecía encontrar trocitos de manzana, aunque vosotros podéis usar la manzana en daditos si os apetece más).

Luego añadimos al vaso de la thermomix el resto de ingredientes, y mezclamos un minuto a velocidad 3 y medio.

Untamos el molde de mantequilla, para que el desmoldado sea más fácil y vertemos la masa del nuestro bizcocho en él.

Y horneamos, a 180º, 30 minutos.

A nosotras nos subió bastante, quedó muy esponjoso y húmedo... en definitiva, fue una maravilla.


¿Ya tenéis desayuno para mañana? Pues poneros manos a la masa. Además, os va a quedar un olorcito de manzana y canela en la cocina, mmmm... olor a invierno.

Un abrazo,
Maria Antònia & Carme

dijous, 13 de novembre de 2014

Una maravilla de Mickey Mouse en tarta

Seguimos nuestra cruzada personal en la búsqueda de tartas magníficas y llamativas sin fondant.
No somos muy fans del fondant a borbotones, y más cuando lo vemos en los platos de los invitados cuál peladuras de plátano, Jejeje.
Así que nos hemos atrevido con una tarta de Mickey Mouse con buttercream a borbotones...o a toneladas!!!! Jejeje.
El truco es la manga pastelera, si os hacéis un poco con ella os va a quedar genial.




Para hacerla necesitamos:

Hicimos 3 bizcochos basico, 2 con molde layer para hacer las orejas y el otro un molde normal para hacer la cara. La receta podeis hacer cualquier bizcocho que os apetezca. Nosotras hicimos el basico  layer cake de chocolate, aqui os dejamos el enlace con la Layer cake de chocolate.
Para la decoracion con manga hicimos un frostig de queso philadelphia, hicimos bastante para poder decorar toda la tarta. Cogimos una parte y la tenyimos de negro, y el resto para parte de la cara.

Y para montarla:
Necesitamos manga pastelera, boquilla de estrella pequeña y otra un poco mas grande.
Fondant blanco
Chocolate negro para fundir

Empezamos con el frosting negro y la boquilla grande de estrella, para hacer las orejas y media cara con la forma de Mickye. Luego con la boquilla mas pequena rellenamos la manga con el frosting sin teñir y terminamos de rellenar la cara. Como la foto que os enseñamos
Y por ultimo hacer los ojos con fondant blanco, y la boca con el chocolate fundido.


Una vez pillada la técnica os podéis atrever con cualquier dibujito de moda.
¿ya tenéis tarta para vuestra próxima celebración infantil? si hacéis esta seguro que los invitados se quedan boquiabiertos.





Hasta la semana que viene!!!!!
Maria Antònia & Carme

divendres, 7 de novembre de 2014

Devil's food cake de chocolate, mmmmmm

Y vamos conquistando territorios, pequeñas metas, grandes montañas que parecían lejanas el día que empezamos con todo esto... hoy nos atrevemos con un devil's food cake. Y vamos a repetir seguro!

La receta es de la gran Bea, del Rincón de Bea... porqué si hay que aprender y atreverse que sea de las mejores, si hay que ir se va, y se va en condiciones!

La receta es una maravilla pero el resultado lo es aún más, no os va a defraudar, como todo lo que os ponemos, jejeje.



Los ingredientes que necesitamos son:
280 gr. harina
1 cucharadita bicarbonato sódico
1/4 cucharadita sal
250 gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
220 gr. azúcar moreno
185 gr. azúcar blanquilla
4 huevos grandes a temperatura ambiente
2 cucharaditas de esencia de vainilla
125 gr. chocolate de cobertura derretido
250 ml. buttermilk a temperatura ambiente (nosotras la compramos en Lidl)

Antes de empezar preparamos el horno, lo calentamos a 180º y, de paso, preparamos los moldes, dos de 23cm, los engrasamos.
Empezamos por el chocolate, lo derretimos al baño maría y lo guardamos mientras seguimos.
Batimos la mantequilla y el azúcar (los dos tipos), hasta que la mezcla quede blanquita y esponjosa.
Vamos añadiendo los huevos uno a uno, que se vayan integrando cada uno a su ritmo y batimos un minuto más.
Luego añadimos la esencia de vainilla y batimos un minuto más.
Le ponemos el chocolate derretido y seguimos batiendo hasta tener una masa homogénea. 
Continuamos poniendo los ingredientes secos (harina, bicarbonato, sal), lo hacemos en tres tandas, despacito. Y el buttermilk lo añadimos en dos tandas. Antes de seguir añadiendo aseguraros que 
los ingredientes anteriores estén bien incorporados ¿vale?
Ya tenemos la masa lista, la repartimos en los dos moldes (mejor pesarla para ser exactas y que nos queden igualitos) Y horneamos, 30 minutos o hasta que el palillo salga seco.
Cuando estén, dejamos enfriar en una rejilla 15 minutos y luego los sacamos del molde, los dejamos enfriar 4 horas más y cuando estén totalmente fríos los envolvemos en papel film y a la nevera toda la noche. Así la masa se compacta y podremos trabajar mejor con ella.

Y ahora vamos con el relleno y la cobertura, los ingredientes que necesitamos son:
280gr de chocolate de cobertura
375gr de mantequilla
350gr de azúcar glas
1 cuchada de extracto de vainilla

Primero fundimos el chocolate al baño maría y reservamos; continuamos batiendo la mantequilla unos minutos y le añadimos el azúcar glas y seguimos batiendo hasta que sea una mezcla banquecita, luego añadimos la vainilla y finalmente el chocolate (que ya ha enfriado un poco). Así ya lo tenemos listo para montar.

Ponemos una capa generosa entre bizcocho y bizcocho y luego cubrimos con la espátula hasta que nos quede bien lisito. Nosotras no hicimos fotos del paso a paso (siempre vamos con prisas), pero Bea tiene un tutorial que es una maravilla.


¿os atrevéis? Esperamos que sí, porqué si nosotras hemos podido, vosotr@s también.

Un abrazo y hasta la semana que viene

Maria Antònia & Carme